W. F. Adeney

Adeney“Es monstruoso culpar a la providencia de Dios por las consecuencias de actos que Él ha prohibido”.

Autor:  W. F. Adeney

Publicado en Cobardía y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *