Charnock«Un creyente santificado es como una campana de plata: cuanto más es  tocado, tanto mejor resuena».

Autor: Stephen Charnock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *