Geycer«Los deseos de nuestro corazón por más nobles que sean, no pueden estar sobre la soberana voluntad de Dios.»

Autor: Geycer Paredes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *