anon_128x128«La prueba de la madurez espiritual no es que tan «puros» somos, sino que tan conscientes estamos de nuestra impureza. Esta toma de conciencia abre la puerta a la Gracia de Dios.»

Autor: Philip Yancey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *