Lincicome«Dios nunca ha tenido el propósito de que su Iglesia sea mi refrigerador para conservar la piedad; sino una incubadora de nuevos convertidos.»

Autor: F. Lincicome

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *