«Que nuestra mente se empape de pensamientos divinos, y así seremos más dichosos. No cabe la menor duda de que la fuerza más poderosa del mundo radica en la oración. Lo digo por experiencia.»

Autor: Cecil Blount De Mille

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *